#ESPACIOSPÚBLICOS

Piedras Gordas: de espacio público a camposanto privado

43 hectáreas que estaban destinadas a un parque zonal fueron entregadas por el alcalde Castañeda a una asociación vinculada al Sodalicio para que construya un cementerio.

Jueves 26 de julio de 2018

Por Luis Enrique Pérez - @leperezpinto
Explorar la app

En Ancón, distrito del norte de la ciudad, ocurrió un hecho de evidente privatización. Un área de 43 hectáreas que estaba destinado a ser parte de un gran parque zonal metropolitano en el distrito de Ancón fue entregada por la actual gestión de Luis Castañeda Lossio a una asociación vinculada al Sodalicio de Vida Cristiana para que construya un cementerio privado.

En el terreno de más de 740,000 m2 ubicado en las Pampas de Piedras Gordas entre los kilómetros 38 y 43 de la Carretera Panamericana Norte, durante el 2014 la anterior gestión de Susana Villarán tenía preparado un proyecto para construir un Parque Ecológico Metropolitano, uno de los más grandes de la ciudad y el más grande de Lima Norte.

Terreno de más de 74 hectáreas está ubicado cerca a la cárcel de máxima seguridad Piedras Gordas. Foto: Google Earth

Con la llegada de la gestión de Luis Castañeda en el 2015, también llegó la propuesta de iniciativa privada 'Parque Ecológicos San Pedro de Ancón' presentada por la Asociación San Juan Bautista que pedía más de 43 hectáreas para un cementerio privado. A cambio la empresa se comprometía a invertir US$ 10 millones para construir el parque zonal en las hectáreas restantes y ponerlo a disposición del Servicio de Parques de Lima (Serpar).

Es así como en enero de 2016, la mayoría del Concejo de Solidaridad Nacional -partido del alcalde de Lima- aprobó declarar de interés la iniciativa privada presentada para el cementerio, facilitando en junio el cambio de zonificación a Otros Usos (OU), con lo que 43 hectáreas del terreno que tenía como destino ser un parque perdieron la calificación de Zona de Recreación Pública (ZRP).

Al declarar de interés la iniciativa privada, 43 hectáreas fueron destinadas a la construcción del cementerio privado. Imagen: AC 026-2016-MML

Para el regidor Hernán Núñez esta privatización tiene una serie de problemas de forma ya que la gestión Castañeda no exigió el informe técnico al Instituto Metropolitano de Planificación (IMP) que debía sustentar el cambio de zonificación, sino que más bien señaló que el Instituto Nacional Penitenciario debería dar su informe ya que el área en mención es parte de la zona de amortiguamiento del penal de máxima seguridad ‘Piedras Gordas’.

La respuesta de la Municipalidad de Lima, a través de la teniente alcaldesa, Patricia Juárez, fue que la ciudad obtuvo nuevas áreas verdes sin invertir un sol. "El parque zonal va a existir y no le va a costar un centavo a la municipalidad”. Agregó que ese proyecto es aceptado por los vecinos de Ancón quienes tienen interés por tener un parque zonal y el cementerio que adoptará el nombre de ‘Jardines de San Pedro’.

Regidores Núñez y Juárez difieren sobre sus puntos de vista respecto al destino de área. Foto: MML

Núñez agregó que durante los debates sobre la iniciativa privada de la empresa sodalite, los regidores de oposición plantearon que la municipalidad desarrolle un proyecto donde convoque a concurso a diferentes empresas por medio de una Asociación Público-Privada, pero sin modificar la zonificación destinada para la recreación, pero lo que hizo Castañeda fue priorizar e impulsar la construcción del cementerio.

La privatización se consumó en setiembre de 2016 cuando la mayoría de los regidores votó por aprobar por Adjudicación Directa del proyecto a la Asociación Civil San Juan Bautista, sin abrir concurso público para elegir otro proyecto como fue la propuesta de los regidores de oposición.

“Si vemos el paquete completo, el parque zonal es solamente la mitad de lo que hubiera sido. Se ha priorizado un negocio privado”, indicó el regidor.

La gestión de Castañeda adjudicó directamente el proyecto al único proponente. Imagen: AC 320-2016-MML

Negocios nada santos


El hecho que más llama la atención es que la privatización del terreno de Ancón haya favorecido a la Asociación San Juan Bautista, quien ya había sido denunciada por el presunto delito de tráfico de terrenos en el distrito de Castilla en Piura, caso que ya era público en la prensa.

Ya en diciembre de 2016, la cadena Al Jazzera emitió un reportaje de investigación donde los periodistas Daniel Yovera, Seamus Mirodan y Paola Ugaz, donde se denuncia que la compañía inmobiliaria Miraflores Perú S.A.C. -cuyo accionista mayoritario es la Asociación San Juan Bautista- contrató a delincuentes de la banda 'La Gran Cruz del Norte' para desalojar a posesionarios de terrenos de la comunidad campesina de Castilla a través de crímenes y amenazas.

Como figura en el concordato entre el Estado Peruano y la Iglesia Católica firmado en 1980, las instituciones de la iglesia no pagan impuestos al fisco nacional.